ROMPE TU TECHO DE CRISTAL

¡Rompe tu techo de cristal!

Hace unos días hice una pregunta a través de mi cuenta de instagram: ¿trabajar la mitad ganando lo mismo (A) o trabajar lo mismo ganando el doble (B)? ¿Qué prefieres?

Thinking outside the box

Un 60% eligió la opción (B) mientras que un 40% prefirió la opción (A). Solamente dos personas eligieron la opción (C)… ¿Y si trabajamos la mitad ganando el doble, el triple o lo que nos dé la gana?

Vale, vale… ya sé lo que estas pensando: ¿opción (C)? ¡Pero si esa no estaba! igual estás pensando que eso es “trampa” pero lo cierto es que pensar “outside the box“ es la única manera de romper con ese techo que nos han hecho creer que existe… la buena noticia es que ese techo es de cristal… y hay una noticia todavía mejor y es bastante evidente (como supongo que ya habrás imaginado): ¡puedes romper ese techo! Así que ¡hazlo, rompe tu techo de cristal!

Es otra de tantas creencias (auto)limitantes que nos obligan a conformarnos con lo que se supone que hay, en lugar de pelear por aquello que queremos.

Hay gente tan pobre que solo tiene dinero

La verdadera riqueza se mide en tiempo… luego la riqueza es libertad, pero seamos sinceros: sin dinero no hay libertad, ya que cuando tu economía es ajustada vives sometido, dependiente y condicionado. Y no amigo/a, decorar la jaula tampoco te hace libre. La primera máxima para ser libre es aceptar que no lo eres, solo así puedes dejar de vivir esclavizado.

Igual existen diferentes conceptos de libertad, para mí la libertad es poder hacer con mi tiempo lo que quiera cuando quiera y con quien quiera. Y eso tiene mucho que ver con la felicidad. Llámame idealista pero sé que es posible, no soy el único, ni el primero ni tampoco seré el último. No estoy inventando nada nuevo. Nos han hecho creer que para ganar dinero necesitamos vender nuestro tiempo, nada más lejos de la realidad. Los ricos son ricos porque cambiaron su mentalidad de escasez para vivir en abundancia, en lugar de vender su tiempo venden su talento, sus conocimientos, sus habilidades y con ello generan diferentes fuentes de ingresos: múltiples y pasivos (de esto hablo en este otro post). Ya seguiremos hablando sobre todo esto más en detalle, lo que quiero ahora con este post es que te quedes con la idea general: tener dinero no te hace rico, tener tiempo sí.

Yo elijo la opción (C)

Cualquier opción es válida, pero mi elección por tanto sería la (C)… sacrificar ahora tu tiempo para luego tener más tiempo parece incongruente pero funciona, es una fórmula que requiere ante todo hacer lo que te gusta (vocación, causa, propósito) porque vas a tener que trabajar el doble a corto plazo, pero con enfoque y determinación se puede (¡claro que se puede!).

Conclusión: para ser libres debemos aprender a manejar nuestros 3 principales activos intangibles: talento, tiempo y dinero. Solo aprendiendo a manejarlos seremos capaces de crear la vida que queremos.

Escrito por Alberto Apolo

Leave a Comment.

2019 © Todos los derechos reservados. Somos unos motivaos.