EL NUEVO PARADIGMA LABORAL

Bienvenidos/as a la era del conocimiento

Muchos siguen viviendo en la obsoleta era industrial, lo que muchos de ellos no saben es que hoy en día existe un nuevo paradigma laboral dónde lo que vendes no es tu tiempo, sino tus conocimientos, dónde se trabaja por objetivos y resultados (en lugar de por horas de trabajo), dónde los empleados son sustituidos por profesionales independientes y dónde la tarifa plana laboral se ha cambiado por los proyectos profesionales y los trabajos bajo demanda. Menos seguridad, más libertad.

Internet y las redes sociales son una herramienta potente para monetizar tu activo intangible más valioso: tus cualidades, poniendo en valor tus ideas, para vender tu talento y monetizar tus habilidades convirtiendo tu pasión en una profesión de éxito o negocio rentable. Lo que muchos llaman su “proyecto de vida”; el mío por ejemplo (o al menos uno de ellos) es este: HUMANS, una agencia de marketing digital que ayuda a emprendedores y en general a cualquiera con ganas de comerse el mundo. Por cierto, soy Alberto Apolo (CEO & Founder de la agencia). Encantado.

No necesitas un trabajo: ¡necesitas ingresos!

Lo primero que debes hacer es estar dispuesto a desaprender y grabarte a fuego esta frase: no necesitas un trabajo, necesitas ingresos. De ahora en adelante este debería ser tu mantra principal. Cuando hablamos de ingresos no sólo nos referimos a clientes que contraten tus servicios o compren tus productos, sino también a otras variables que te generen un flujo de caja: infoproductos, afiliación, colaboraciones, etc.

Pero volviendo al tema de los ingresos, necesitas fundamentalmente que tus ingresos sean de dos tipos: múltiples y pasivos.

Ingresos múltiples

No dependas de un único cliente, no pongas todos tus “huevos” en la misma cesta, eso es lo que hace la mayoría porque es lo que nos han enseñado a hacer en el colegio… hemos sido educado (programados) para ello, en un paradigma laboral ya obsoleto. Diversifica y vencerás, no serás tan dependiente al no depender de una única fuente de ingresos.

Ingresos pasivos

Busca que tus ingresos entren en tu cuenta de la manera más pasiva posible, automatizando, delegando y apalancándote en el tiempo de otros para seguir creciendo. El “truco” de los pasivos es que realmente no lo son: ningún ingreso entrará en tu cuenta por arte de magia, todo requiere una dedicación activa e incluso cuando logres automatizarlo tendrás que seguir trabajando para que tus activos sigan fluyendo.

Las 6 preguntas clave

Vale, todo esto es muy bonito y suena genial, pero… ¿Cómo alcanzo todo eso? ¿Por dónde empiezo? necesitas hacerte 6 preguntas, en las respuestas está la clave de tu “emprendimiento”.

    • ¿Cuál es tu propósito? (pasión)
    • ¿Qué haces muy bien? (vocación)
    • ¿Qué problema vas a resolver? (propuesta de valor)
    • ¿Eso genera un impacto y/o aporta valor? (contribución)
    • ¿Por qué vas a ser diferente? (ventaja competitiva)
    • ¿A quién vas a dirigirte? (nicho de mercado)

La clave es encontrar algo que puedas solucionar al tiempo que defines bien tu rareza para ponerla en valor. Diferenciación, esa es la clave. Llevar tu vida al siguiente nivel depende únicamente de ti, de tu nivel de compromiso con tu causa. La capacidad de establecer tu propio rumbo laboral es liberador y estimulante. Ya lo sabes, la respuesta está en el nuevo paradigma laboral. ¿Aún te quedan dudas?

También puedes echarle un vistazo a otros post relacionados de nuestro blog y por supuesto no dudes en seguirnos en nuestros perfiles de redes sociales.

Escrito por Alberto Apolo

Comments.

  • Muy interesante!.
    Soy muy afortunado de que a mis 36 abriera los ojos a tiempo y artículos como este me hayan hecho ser consciente de esta nueva revolución laboral.
    Ya veremos qué nos depara pero lo único que sé por primera vez en mi vida me ilusiono hablando de trabajo.

Leave a Comment.

2019 © Todos los derechos reservados. Somos unos motivaos.